lunes, 17 de septiembre de 2012

CALENTAMIENTO GLOBAL EN BOLIVIA


El calentamiento global ha transformado el Chacaltaya, de 5.270 metros de altitud, de uno de los más imponentes nevados turísticos hasta hace una década en Bolivia, a un cerro rocoso que avanza lentamente hacia su muerte, según advierten expertos.

Adolfo Mendoza, de 55 años, vive desde hace unos 25 años en unas cabañas habilitadas por el Club Andino Boliviano para albergar a visitantes y junto a su esposa ha criado a cuatro hijos y tres nietos, quienes han visto cómo esta montaña blanca ha comenzado a morirse lentamente.
"Hasta hace unos 10 años había mucha nieve, teníamos muchos turistas y bolivianos que practicaban el esquí en el lugar, pero poco a poco la nieve ha comenzado a desaparecer", afirma Mendoza. 
Chacaltaya sólo tiene pequeñas fajas de nieve, por donde aún existen unos andariveles para el transporte de los esquiadores, con más de medio siglo de vida, y que son los mudos testigos del silencioso deshielo, semejante a un llanto: son gotas de agua que se escurren por la tierra y buscan una salida con caudales mayores kilómetros más abajo. 





No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada